El bricolage la nueva moda de restaurar muebles vintage con un toque personal decorativo

Me encantan los muebles vintage. Ese toque de pasado que le aportan a la habitación en la que se encuetran me gusta mucho, y si tienen un toque de modernidad, mucho mejor. Hace poco compré una pulidora barata y restauré con ella una butaca que tenía en casa. Esta pertenecía a mi abuela, y aunque me gustaba mucho necesitaba unos retoques. El paso de los años había hecho lo suyo. Utilicé la pulidora para emparejar la superficie, así que quedó lisa, libre de imperfecciones.

Pero con una pulidora puedes optimizar muchas superficies, desde el piso de tu casa hasta tu coche. De hecho, hay diferentes tipos de pulidoras según el trabajo para el que están destinadas. Por ejemplo, hay pulidoras para suelos, para coches, para hormigón, para metal, hay lijadoras (que fue la que utilicé), y hay industriales, que son las que están en las fábricas e industrias, y cuyo disco giratorio es mucho más grande que los demás.

En fin, que hay muchas pulidoras. Con ellas puedes hacer trabajo de bricolaje en casa, entre ellos, restaurar los muebles vintage. Solo necesitas imaginación y buenos instrumentos.