Nunca (te) dejes de sorprender

A todos, tengamos la edad que tengamos, nos gusta que nos hagan sorpresas; nos gusta ser sorprendidos y (a algunos) sorprender a amigos y familia. Cuando hacemos un regalo lo ideal es que pensemos en la persona que lo va a recibir: ¿qué le gusta? ¿qué la va a hacer mucha ilusión? ¿qué es aquello que siempre dice “me encantaría tener esto”? Ahí es donde hay que llegar para conseguir una sonrisa verdadera cuando esa persona recibe el regalo.

¿Sabéis qué podéis regalar para sorprender y acertar? Un avatar, un muñeco que sea una reproducción de esa persona en miniatura. La marca que lo hace a la perfección es Monita Salero, una marca que mediante la técnica del crochet (ganchillo para los de aquí) crean unos peluches personalizados muy originales y que se parecen un montón a la persona. Sólo tenéis que hacer el encargo, describir lo más característico de esa persona y esperar. A nosotros nos encanta el resultado y creemos que es un regalo personalizado genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *