Vivir en el siglo XXI

 

Seguramente si las personas que vivieron en siglos anteriores al nuestro nos viesen, no entenderían ni la mitad de los avances y tecnologías que tenemos hoy en día. Sería muy difícil que se adapten a los cambios que hemos implementado ahora y por supuesto, verían todo desde una perspectiva muy diferente.

Solo basta con observar a nuestros abuelos, o quienes tienen suerte, incluso bisabuelos, verás que es totalmente adorable verlos lidiar con los avances tecnológicos.

Lo cierto es que vivir en el siglo XXI significa depender casi al completo del internet, la luz eléctrica y los servicios de telefonía móvil. A esto se suma el conocer las tiendas online como Tecnocio e incluso depender de las redes sociales para comunicarse.

Estamos tan conectado con la web que muchas veces no logramos encontrar solos ni siquiera una dirección, necesitando el GPS durante muchos de nuestros paseos. Si pudiéramos conversar con personas del siglo XIII o XIV, seguramente nos dirían que todo lo que tenemos en la actualidad parece cosa de magia.

Pero no todo termina allí, también como sociedad nos hemos vuelto totalmente diferentes, se apuesta por la igualdad y la búsqueda del respeto para todos los seres humanos, esta lucha seguirá adelante tal como las innovaciones, ya que el siglo XXI tendrá de todo y mucho más para nosotros y nuestra descendencia.